Zumaia está dando pasos hacia una “Smartcity” o ciudad inteligente

22/05/2019
Los trabajos para cambiar algunas de las luminarias actuales por otras de tecnología LED comenzaron hace varias semanas y con estos cambios, además del ahorro energético, se darán pasos hacia una “Smartcity” o ciudad inteligente, ya que las nuevas instalaciones ofrecen otras nuevas prestaciones.

Los trabajos para sustituir algunas de las actuales luminarias de Zumaia por otras de tecnología LED comenzaron a principios de abril. Como ya anunció el Ayuntamiento, dentro de estas labores se cambiarán 841 luminarias y gracias a ello se ahorrará un 77% en el gasto eléctrico, se consumirán 421.569 KWh menos al año y se emitirán  166,57 Tn menos de CO2.

Pero el ahorro energético no será la única ventaja que ofrecerán estos cambios, ya que suponen un paso hacia la “Smartcity” o ciudad inteligente. Además de cambiar las luminarias, se modificarán 12 cuadros, instalando un sistema inteligente que posibilitará regular la intensidad de cada uno de los puntos de forma telemática. Pero la nueva instalación ofrece también otras posibilidades. Las más destacadas son las siguientes:

  • Sensorización: a través de sensores se puede medir la densidad de las zonas en cuanto a tránsito de personas/vehículos, identificando las zonas más transitadas.
  • Puntos de información (paneles): con información en tiempo real de transporte público (la hora de llegada del próximo tren, autobús…), avisos de cortes de calles, avisos de protección civil, actividades culturales del municipio…
  • La posibilidad de poner zonas abiertas de internet en diferentes puntos del municipio con la futura red 5G.
  • Seguridad: la posibilidad de poner cámaras de seguridad en puntos negros.

Se prevé amortizar estos trabajos que se financian a través de un crédito de interés 0 concedido por el IDEA (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) en 6 años, es decir, el ahorro producido por la disminución del consumo energético en 6 años será igual al importe de dichos trabajos y tanto el ahorro que se produzca a partir de ese momento, como las ventajas de las nuevas instalaciones, redundarán en beneficio de Zumaia y de las y los zumaiarras.