El pleno municipal aprueba unánimemente las ordenanzas de 2019

18/10/2018
Estas han sido aprobadas siguiendo a la propuesta presentada por el equipo de gobierno, salvo en el caso del IBI debido a dos propuestas presentadas, una por EH Bildu y la otra por el PSE-EE. Según lo recogido en las ordenanzas, de cara al año que viene se congelarán diversos impuestos y tasas y se crearán nuevas bonificaciones para dar respuesta a las necesidades de Zumaia y su ciudadanía. Como excepción, tendrán una subida el Impuesto sobre Bienes Inmuebles, el Impuesto sobre Actividades Económicas, y en cuanto a las tasas, las relativas al servicio de agua, a la utilización privativa o el aprovechamiento especial del dominio público local o el uso de edificios municipales .

Esta tarde a las 18:00 el Ayuntamiento de Zumaia ha celebrado un pleno extraordinario en el cual ha destacado la aprobación de las ordenanzas fiscales de 2018, las cuales se han aprobado unánimemente.

Y es que tras presentar dicho documento a la oposición y trabajarlo en diversas comisiones de hacienda, hoy ha sido aprobado siguiendo al documento propuesto y presentado por el equipo de gobierno, salvo en el caso del IBI, para el cual tanto EH Bildu como PSE-EE han presentado sendas propuesta que posteriormente han sido aprobadas, la primera de ellas con los votos a favor de y la segunda con. El gobierno municipal ha votado en contra.

No obstante, antes de ello, el equipo de gobierno ha dado cuenta de su propuesta. Así las cosas, la concejala de hacienda Marikruz Álvarez ha explicado que, como cada año, a la hora de elaborar el documento de las ordenanzas, el equipo de gobierno ha revisado los ingresos y gastos de las arcas municipales con el objeto de mantener y garantizar un equilibrio entre el coste de los servicios que ofrece la corporación y el dinero que recibe de los impuestos y tasas. “Hemos realizado un profundo estudio de la situación económica actual del Ayuntamiento, pero, más allá de ello, hemos tenido en cuenta la situación económica actual de Zumaia y las y los zumaiarras, puesto que, a pesar de que esta ha mejorado notablemente durante los últimos años, consideramos que aún quedan ciertas secuelas de la crisis”, ha señalado la concejala de hacienda, Marikruz Álvarez.

Por tanto, teniendo todo ello en cuenta y a fin de aliviar lo máximo posible la presión fiscal de la ciudadanía, de cara al 2019, se congelarán diversas tasas. Además de ello, también se crearan nuevas tasas y bonificaciones con el fin de dar respuesta a las necesidades de Zumaia y las y los zumaiarras.

En cualquier caso, existen diversas excepciones, ya que ciertos impuestos sí que sufrirán una subida. Entre ellos se encuentra el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), para el cual el equipo de gobierno proponía una subida del 1%. No obstante, EH Bildu ha introducido una nueva propuesta, posteriormente aprobada, mediante la cual, de cara al 2019, dicho impuesto se mantendrá congelado y se aplicará un recargo del 50% a las viviendas vacías, salvo en diversas excepciones.  PSE-EE por su parte, ha añadido en su enmienda que el dinero recaudado de dicho recargo se destine, en su totalidad, a fomentar el ámbito de la vivienda en el municipio. En relación a ello y a su voto en contra, el equipo de gobierno ha explicado que “a pesar de que estamos a favor de sacar al mercado dichas viviendas vacías, durante la pasada legislatura se aplicó dicho recargo en Zumaia sin obtener el resultado deseado, de ahí nuestro voto en contra. Aun así, estamos de acuerdo con la medida propuesta por PSE-EE de destinar al ámbito de la vivienda municipal el dinero recaudado de dicha recaudación”.  

Y ligado a este mismo impuesto, gracias a la propuesta del gobierno municipal, se creará una nueva bonificación: en el caso de las familias numerosas, cuando el valor catastral de su vivienda supere los 180.304€, se les aplicará una bonificación equivalente a dicho valor, atendiendo siempre al total de sus ingresos y el número de hijas/os. El resto de las bonificaciones en materia del IBI se mantendrán igual.

En relación al Impuesto sobre Actividades Económicas, con el fin de fomentar la economía local, desde 2016 a 2018, dicho impuesto se ha mantenido congelado con un coeficiente de 2.04. Este año, atendiendo a la subida del 2.15% del IPC, se le aplicará dicha subida al citado impuesto, ampliado el coeficiente a 2.08.

No obstante y según lo señalado por el equipo de gobierno, “dicha subida solamente afectará a aquellas empresas con una facturación superior al millón de euros”.

El resto de los impuestos se mantendrán congelados: el impuesto sobre construcciones, instalaciones y  obras, el Impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana o el Impuesto sobre vehículos de tracción mecánica.

En materia de tasas, al igual que los impuestos, algunas de ellas se mantendrán congeladas, entre otras, las relacionadas con el patronato de deportes, el servicio de música, el frontón de la Herri Eskola o las referentes a la biblioteca.

Como excepción, tendrán una subida del 1.7%:

-          La tasa del servicio de grúa

-          La tasa del servicio de agua

-          La tasa de ludoteca y colonias

-          En este caso, dando continuidad a la medida puesta en marcha por el gobierno municipal en 2017, los y las menores de las familias beneficiarias de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) o Ayudas de Emergencia Social (AES)  no tendrán que pagar las tasas del polideportivo ni tampoco las de las colonias y la ludoteca. 

-          La tasa del uso de edificios municipales: el cine Aita Mari, la sala Oxford, el salón de plenos, la ermita de San Telmo, la capilla del Convento…

-          La tasa por la utilización del dominio público local

-          La tasa por filmación

-          La tasa por el servicio de cementerio municipal

-          La tasa de la licencia por tenencia de animales peligrosos

  • En este caso se le aplicará la subida del IPC, es decir, un 2.15%

En el caso de los Servicios Sociales, desde su entrada en el Ayuntamiento, el equipo de gobierno ha puesto especial atención en dicho departamento, con el fin de reforzar y fomentar los servicios que se ofrecen desde el mismo. Así pues, en el caso del servicio de ayuda a domicilio, al igual que en los dos años anteriores, de cara al 2019, también habrá una bajada en el precio del mismo, que pasará a ser de 15€ los días laborales (en 2018 eran 16€) y de 16€ los fines de semana y festivos (en 2018 eran 17€).

Las tasas de la OTA se mantendrán igual. Tan solo habrá una pequeña excepción y es que el precio para anular una multa establecida por superar los 90 minutos de estacionamiento en zonas de alta rotación y media estancia, bajará de 20€ a 19€.

De cualquier forma, el equipo de gobierno ha señalado que una vez cerrados los datos de 2018 y revisado la ordenanza, los posibles cambios que se realicen de cara al año que viene podrán generar cambios en las tasas.

Novedades:

Con el fin de dar respuesta a las necesidades de Zumaia y las y los zumaiarras, se establecerán nuevas tasas, entre ellas, una tasa relacionada con el uso del Parque de Huertas Keretxudi, otra ligada al uso de playas, a la medición de ruidos o al Centro de Interpretación Algorri. La mayoría de estas tasas ya se aplicaban pero no estaban recogidas en las ordenanzas.

Más temas del orden del día

Además de la aprobación de las ordenanzas fiscales, en el ámbito de urbanismo, también se ha aprobado la renovación del acuerdo  “Udalsarea 21, red vasca de municipios hacia la sostenibilidad”. El objetivo de dicha red es fomentar la sostenibilidad y formar un espacio de encuentro entre los municipios que han adoptado dicho compromiso.