La Diputación realizará una inversión de 1,75 M€ para renovar y crear 6 nuevas plazas en la residencia San Juan de Zumaia

12/07/2018
Además de ello, el próximo día 17 el Ayuntamiento recogerá todas las propuestas para la construcción del ascensor del barrio San José y una vez adjudicada la obra, prevé que los trabajos comiencen en septiembre u octubre.

La Diputación Foral de Gipuzkoa hará una inversión de 1.750.000€ para “renovar y crear 6 nuevas plazas” en la residencia para personas mayores San Juan de Zumaia. Así lo han anunciado el diputado general Markel Olano y el alcalde de Zumaia Oier Korta en la visita institucional realizada en Zumaia; junto a ellos han estado también a Maite Peña, diputada de Políticas Sociales y Ainhoa Aizpuru, diputada de Promoción Económica, Medio Rural y Equilibrio Territorial. Hoy en día la residencia San Juan se encuentra dentro del organismo autónomo Kabia, y anteriormente fue la sede del Ayuntamiento de Zumaia.

Tal y como ha señalado el diputado general, los objetivos de las obras son: “Primero, adaptar al centro a la normativa vigente. Segundo, crear nuevos espacios para garantizar la calidad de vida de los residentes, adaptando los servicios y unidades. Y tercero, renovar y unificar la entrada al centro”. El Ayundamiento de Zumaia ha añadido que se instalará un ascensor, “con el objetivo de mejorar la accesibilidad al centro San Juan y al barrio, el plazo para presentar los proyectos finaliza el 17 de julio y las obras comenzarán en los próximos meses”, ha explicado Oier Korta.

Hoy en día el centro cuenta con 52 plazas concertadas para la atención de personas dependientes. Sin embargo, el centro no está adaptado a lo establecido en la legislación vigente sobre residencias. Por ello, la institución foral, tras solicitar y estudiar el proyecto, ha decidido acometer las obras de rehabilitación de la residencia, tanto para adaptarla a la legislación, como para ampliar los espacios comunes. La licitación y ejecución de las obras se realizará durante los años 2019-2020, y está previsto que finalicen para verano del 2020.

Las 16 residencias municipales de Gipuzkoa se irán integrando en el organismo autónomo Kabia paulatinamente hasta finalizar el proceso en 2019, y, de este modo, este organismo gestionará un total de 1.505 plazas (1.336 plazas residenciales, más 169 plazas en centros de día), 299 empleados (116 funcionarios y 183 contratados), 959 trabajadores de 18 empresas diferentes, y 16 residencias con distinta organización.  Ya forman parte de Kabia las residencias municipales de Azkoitia, Elgoibar, Villabona, Zumaia, Lasarte, Andoain y Bergara. Este año se ha integrado la de Ordizia, y a lo largo del año lo harán las residencias de Oñati, Errenteria, Arrasate y Tolosa; y el año que viene entrarán las de Hernani, San Andres de Eibar, Ama Xantalen de Irun, y la de Pasaia.

Incremento de la población mayor de 80 años

El diputado general ha recordado que a día de hoy en Gipuzkoa, las personas mayores de 80 años ya superan las 50.000 (según datos del Eustat), “el doble que en el año 2000, y en 2031 serán 68.000, es decir, un 36 % más que hoy”; y ha añadido que de todos ellos, 25.800 serían mayores dependientes, “un 49 % más que en la actualidad”, debido al aumento de la esperanza de vida.  En la actualidad, de los 88 municipios de Gipuzkoa, 38 cuentan con más del 20 % de su población mayor de 65 años, ha dicho Olano, al tiempo que ha subrayado que en esta lista hay pueblos pequeños, pero también están “los núcleos más importantes, como Donostia, donde los mayores de 65 casi doblan a los menores de 15 años.

“Sin duda, uno de los retos más relevantes de nuestra sociedad es el envejecimiento de la misma, y trabajamos para acercar al presente ese reto y buscar soluciones a través del programa Etorkizuna Eraikiz. Nos basamos en un modelo de gobernanza abierto y basado en la colaboración para dar solución a los retos de futuro”, ha comentado el diputado general. Teniendo en cuenta los datos del envejecimiento de la población, la Diputación Foral ha preparado una hoja de ruta para dar respuesta a ese reto, dentro del marco de atención de Gipuzkoa. “Y eso pasa por apoyar aquellas medidas que tengan un enfoque preventivo, con objeto de lograr un envejecimiento activo, y para que la atención a la dependencia contribuya realmente a la promoción de la autonomía personal”.

En ese sentido, y con el objetivo de impulsar una estrategia compartida en envejecimiento, la Diputación ha puesto en marcha el proyecto AdinBerri. Se ubicará en Pasaia este “centro de referencia”, y contará con 100 habitaciones, 20 apartamentos tutelados dirigidos a personas mayores y también un centro de día. Además de eso, se ubicará allí mismo la unidad de investigación e innovación en el campo del envejecimiento. Todos los avances y testeos que se realicen en este centro se extenderán a toda Gipuzkoa, haciendo llegar todos las mejoras y avances al conjunto de la ciudadanía.

Dentro del reto del envejecimiento de la población, “no se puede negar que más del 80% de las personas mayores quieren ser cuidados y atendidos en casa, y esa se ha convertido en la prioridad para la Diputación Foral”, ha comentado Olano, y ha añadido que están poniendo en marcha los servicios necesarios para ofrecer a las personas mayores una atención de calidad en casa, y puedan seguir allí el mayor tiempo posible. Entre esas medidas ha mencionado el programa piloto “Etxean bizi”, que ya está en marcha de manera experimental en Elgoibar, Pasaia y Errenteria.

Sin embargo, junto al modelo de atención socio-sanitaria que permite a las personas mayores dependientes seguir viviendo en sus casas, y para las personas con problemas de salud que no puedan seguir en casa, Olano ha señalado que es necesario ampliar el número de plazas en las residencias para personas mayores. “Con esa intención, y gracias a la estrategia integral puesta en marcha por la Diputación Foral de Gipuzkoa, hasta el final de legislatura crearemos 300 nuevas plazas en residencias para mayores, de manera progresiva. Este año, por ejemplo, será más de 200”.

 

Visita institucional en Zumaia

El diputado general Markel Olano, la diputada de Promoción Económica, Medio Rural y Equilibrio Territorial Ainhoa Aizpuru, y la diputada de Políticas Sociales Maite Peña, en la visita institucional que han realizado en Zumaia, después de la reunión mantuvida a primera hora de la mañana con los representantes del Ayuntamiento, han visitado la zona de Algorri, la residencia San Juan y Astillero Balenciaga. “Hemos venido a conocer los proyectos y estrategias de Zumaia, a compartir las nuestras, y también a conocer las preocupaciones y problemas y los y las zumaiarras”.

Después de la reunión en el Ayuntamiento, los tres diputados se han acercado a Algorri, acompañados por el alcalde. Allí han podido ver cómo avanzan los trabajos para acondicionar la ladera entre San Telmo y Algorri. Ese cambio es el más transitado y el que más visitas recibe, y como consecuencia en algunos tramos del recorrido se detectaron problemas de erosión. Para dar respuesta a ese problema, garantizar la seguridad de todos los visitantes y proteger la capa KT de 58.000 millones de años, comenzaron obras de rehabilitación, de baja intensidad y haciendo uso exclusivamente de maquinaria de mano. “Además de los visitantes de fuera, al año pasan 15.000 estudiantes por el Centro de Interpretación Algorri, para después ver la capa KT; es, por tanto, una zona que tenemos que proteger”, ha subrayado el alcalde. Después de conocer el transcurso de esas obras, han tenido ocasión de hablar con los inspectores de UNESCO, para abordar los retos a los que se enfrenta el Geoparque.

A continuación, en la sociedad Pulpo, han podido estar con miembros de la residencia San Juan los representantes forales y el alcalde, y seguidamente han visitado la propia residencia San Juan, para conocer qué supondrán los trabajos de remodelación y qué dimensiones tendrán.

Para terminar con la visita institucional, se han reunido con los trabajadores y representantes de Astilleros Balenciaga, para conocer los últimos proyectos que tienen entre manos y, a su vez, compartir las estrategias, intenciones y proyectos de la Diputación. Allí, han podido ver el barco que será pionero porque permitirá realizar la completa manipulación del salmón, impulsando la acuicultura y la transformación.