La Gaztetxola vuelve a abrir sus puertas

01/06/2020
Los y las educadoras de Gaztegune se reunirán con los y las adolescentes tanto en la calle como en el propio Gaztegune. Para ello será necesario inscribirse previamente, ya que el aforo y el número máximo de miembros del grupo serán limitados. Además, deberán cumplirse las medidas de protección e higiene.

En las últimas semanas el Gaztegune también ha permanecido cerrado debido a la COVID-19. Sin embargo, el servicio del Gaztegune no ha sido interrumpido y los y las educadoras han mantenido contacto con los y las jóvenes a través de las redes sociales e internet.

Ahora, con las medidas de alivio en marcha, se abrirán las puertas del Gaztegune. Los y las educadores prevén que será "extraño y difícil" adaptarse a la nueva situación, pero creen que, "será posible dar un nuevo rumbo al Gaztegune entre todos/as".

En las próximas semanas, según las circunstancias, se realizarán nuevas adaptaciones en el Gaztegune. Pero mientras tanto, se han establecido medidas de funcionamiento, protección e higiene.

Los servicios del Gaztegune se pondrán en marcha de forma progresiva. En un principio se realizarán encuentros cortos en la calle con grupos o cuadrillas de adolescentes, y poco a poco se irán realizando citas más largas tanto en la calle como dentro del Gaztegune.

El servicio estará operativo de lunes a viernes. Para que se puedan cumplir las normas del aforo será necesaria la inscribirse previamente.

Además, los y las educadores han hecho hincapié en las medidas de protección e higiene a cumplir en el Gaztegune:

  • La mascarilla es obligatoria
  • Antes de entrar y salir del espacio, habrá que lavarse las manos
  • Se minimizará el uso de materiales. El que se utilice deberá ser desinfectado por uno mismo
  • Se intentará mantener en todo momento la distancia entre las personas
  • Cada vez que se utilice el baño, cada persona deberá desinfectar todo lo utilizado: puerta, inodoro, fregadero...
  • El espacio estará ventilado en todo momento

El grupo de educadores/as es consciente de que la realidad va a ser diferente, y consideran necesario informar a los y las adolescentes de la situación y de las limitaciones existentes. 

Conocedores de la situación, han invitado a los adolescentes de Zumaia a "sentir el Gaztegune como vuestro" y han llamado a sus familias y tutores a animar a sus hijos e hijas a participar en él.

La experiencia del confinamiento

Durante el tiempo que el Gaztegune ha permanecido cerrado, los y las educadoras han realizado diversas dinámicas con los y las adolescentes y han mantenido contacto directo a través de videollamadas grupales.

Durante la semana los jóvenes han recibido propuestas para realizar ejercicios tanto grupales como individuales. Han tenido que resolver acertijos y ieroglíficos, han participado en concursos de cortometrajes y cocina, etc. Además, se han llevado a cabo actividades a través de videollamadas y/o dinamización de educadores, como las ginkanas, juegos o el curso de guitarra. Estas videollamadas grupales han servido para compartir cómo han vivido la orden de confinamiento.

Según el grupo de educadores/as, "aunque en un principio estas dinámicas han sido acogidas con ilusión y ganas, con el paso del tiempo se ha ido perdiendo esa motivación".

En cualquier caso, señalan que esta situación especial también ha traído nuevas oportunidades. De hecho, en este periodo han tenido la oportunidad de hacer un seguimiento individual. "El Gaztegune es un espacio muy limitado y dentro de la infraestructura sólo hay un espacio, por lo que ha sido muy difícil hacer seguimientos individualizados antes del confinamiento", explican los educadores, "Siendo esto así, esta nueva situación ha permitido al equipo de educadores/as establecer una relación directa con cada adolescente".