Todos los caminos conducen a Zumaia

28/06/2021
En coche, avión, transporte público o a pie. Es fácil llegar a Zumaia, solo tienes que elegir el modo.

Zumaia se encuentra en un lugar privilegiado de la costa de Gipuzkoa: en la costa, en la bahía donde confluyen los ríos Urola y Narrondo, y al de la montaña. La fuerza del mar moldea constantemente la costa, formando un paisaje de acantilados espectaculares sin igual. Además del tesoro geológico, Zumaia alberga algunas de las formaciones y ecosistemas más importantes del Cantábrico como, por ejemplo, la impresionante rasa mareal de Deba y Zumaia –Declarado Biotopo Protegido- y los Lugares de Interés Comunitario del estuario del Urola.

Es, sin duda, un lugar espectacular y si quieres visitarlo, puedes llegar por vía aérea o terrestre, ¡tú eliges!

Si vienes en avión, el principal aeropuerto del País Vasco, Loiu, está a 55 minutos. Pero para llegar a Zumaia no tienes sólo un aeropuerto, ¡tienes cuatro! Y todos muy cerca. De hecho, al igual que el de Bilbao, los aeropuertos de Hondarribia, Vitoria-Gasteiz y Biarritz están a menos de una hora.

Si estas en alguna de las ciudades o localidades de los alrededores, te recomendamos utilizar el transporte público: puedes llegar en tren o en autobús. Dispondrás de un amplio abanico de opciones, tanto en frecuencia como en horario, ya sea entre semana o fines de semana. Así que, si no quieres perder el tiempo aparcando, quieres catar con tranquilidad la oferta gastronómica e ir de compras, el transporte público es la mejor opción. Aquí tienes toda la información que necesitas saber

No obstante, si te gusta conducir y decides venir en coche, debes saber que tienes aparcamientos gratuitos a las entradas de la localidad, y puedes llegar al centro de la ciudad de inmediato, tanto a pie como en barco. Aquí tienes información actualizada sobre los aparcamientos.

Una vez en Zumaia querrás caminar para disfrutar de las hermosas vistas y rincones. Por eso, y por qué queremos que pases los mejores días, otra gran opción es coger tu bici y pedalear.

Además, Zumaia puede ser la puerta de entrada al País Vasco. Tendrás las capitales vascas muy cerca y varios pueblos pesqueros de la costa a tan solo diez minutos. Pero si quieres hacer algo diferente, te invitamos a conocer el interior, allí te esperan el Museo Vasco del Ferrocarril, el Palacio Lili, el Parque Natural de Pagoeta y la réplica de la Cueva de Ekain.