Un día para homenajear el pulpo

06/09/2021
El rasgo más destacado de Zumaia es su geología: el roquedal. Y como al pulpo le gustan los escondites llenos de agujeros, ha encontrado el ambiente perfecto en nuestro roquedal para protegerse.

Además, durante la hambruna en Zumaia, la solución fue la pesca en las marismas que ahora son área protegida del Biotopo Deba-Zumaia (las marismas del Geoparque son las únicas de la zona). Por eso, la conexión entre Zumaia y el pulpo es tan estrecha, hasta convertirse en uno de los símbolos del pueblo, además de la especialidad gastronómica por excelencia.  Así, se le ofrece un día especial, en septiembre (e incluso una interesante visita guiada durante todo el año).

El Día del Pulpo o, como es más conocido, Olarro Eguna es un día lleno de fiesta y eventos, con regatas, almuerzo popular, música, juegos, concursos y, por supuesto, comida. Más de 750 kilos de pulpo se utilizan para preparar los pintxos y la comida popular de este día. De esos, 650 kilos son pulpo hervido/cocido? para los pintxos, y los 100 kilos restantes son pulpo crudo que se usa para la comida popular.

Entre las miles de recetas que se pueden preparar con el producto preciado, la sopa de pulpo es una de las más especiales. Lo podrás degustar en el Olarro Eguna, pero también puedes prepararlo en casa siguiendo la siguiente receta. ¡Esperemos que te sepa a Zumaia!

  • Pica el pulpo seco y ponlo a remojo desde la víspera en un bol grande con abundante agua. Cuela el pulpo y reserva el agua del remojo (que se usará para hacer la sopa) y el pulpo por separado.
  • Corta el pan en rodajas finas y resérvalo.
  • Pica el ajo, la cebolla y el puerro  en daditos y rehógalos durante 4-5 minutos a fuego suave con un poco de aceite.
  • Cuando la verdura esté dorada, añade el pulpo escurrido y cocínalo junto a las verduras durante 25-30 minutos a fuego suave.
  • Agrega vino y brandy, pimentón, salsa de tomate y el pan. Vierte el agua del remojo y cuece todo a fuego suave durante una hora. Agrega sal y un poco de perejil picado.

¡Deja que los tentáculos te atrapen!