El Gobierno municipal se muestra satisfecho con la ejecución del presupuesto 2020, pese a la inusual situación creada por la pandemia

30/04/2021
En el pleno municipal de ayer se dio cuenta de la liquidación del presupuesto 2020, con un 75,25% de ejecución de gastos previstos y un 71,10% de cumplimiento de ingresos.

El Gobierno municipal dio a conocer en el pleno de ayer la liquidación del presupuesto de 2020. La concejala de Hacienda, Arantxa Gajate, explicó al detalle los datos de la liquidación y subrayó que el año pasado fue un año especial porque la pandemia supuso afrontar una realidad que no se esperaba.

De esta manera, el Ayuntamiento adoptó el pasado año medidas especiales para paliar los efectos de la pandemia a los diferentes sectores, lo que supuso destinar una cantidad no esperada a las ayudas, con una modificación de crédito de un millón de euros en mayo de 2020.

Además, la pandemia también supuso multiplicar algunos gastos habituales, como desinfecciones, limpiezas especiales, etc. En este sentido, Gajate señaló que si bien en un momento dado se paralizaron varias inversiones y la prioridad se puso en las ayudas para paliar los efectos de la pandemia, a finales de año se retomaron dichas inversiones. Como muestra de ello, explicó que el grado de ejecución de las inversiones previstas en 2020 ha sido el más alto desde 2016. Por su parte, la ejecución de los gastos previstos fue del 75,25%.

En cuanto a los ingresos, el grado de cumplimiento del ejercicio 2020 fue del 71,10%. En relación con ello, Gajate recordó que la pandemia supuso la aplicación de una reducción no esperada en la aportación del fondo foral que llega de la Diputación, además de que la rebaja de la cuota del Polideportivo en un 30% supuso una disminución significativa de sus ingresos. A pesar de que esto supone 1.150.527 euros menos de lo previsto desde la Diputación y 158.000 euros menos de las cuotas del polideportivo, el año 2020 terminó con un déficit de 856.173 euros, un 20% por debajo del límite de déficit máximo permitido por la Diputación. En líneas generales, a pesar de una importante modificación de crédito que no se esperaba para reducir el fondo foral y destinarlo a ayudas debido a la pandemia, el Ayuntamiento ha podido mantener las inversiones y eso señaló que es de gusto.

Pese a que las normas fiscales para 2020 están suspendidas por la situación excepcional, destacó que la liquidación del presupuesto consolidado de Zumaia cumple con el límite de estabilidad. Además, la deuda viva actual de la entidad es del 18%, muy lejos del límite del 70% que marca la ley.

Para terminar, Gajate señaló que la situación económica del Ayuntamiento de Zumaia es buena. El Ayuntamiento cumple con los objetivos de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera que la ley impone a las instituciones públicas y cumple con las normas de gasto, con un remanente disponible de 6.368.000 euros.

Preocupación del PNV

En nombre del PNV, Maricruz Álvarez tomó la palabra en el pleno de ayer: "El grupo PNV, no va a hacer críticas negativas ante la modificación de crédito, el porcentaje de ejecución, la disminución de ingresos, el incremento de gasto o el resultado presupuestario que ha tenido el presupuesto. Ante esta extraña situación, por supuesto, entendemos que el año haya ido raro".

En cualquier caso, el grupo de la oposición mostró su preocupación por la evolución en los gastos de personal, ya que "aunque haya un aumento en el primer capítulo, también ha habido un aumento en las subcontrataciones". No obstante, en cuanto a las inversiones, están "satisfechos" de que algunos proyectos puestos en marcha por el grupo municipal PNV vayan adelante.

Por su parte, el concejal Gotzon Enbil mostró su desacuerdo con la no ejecución de las inversiones en deportes, ya que "de 134.000 euros solo se han destinado 30.000".